Gran Logia Soberana

de LL:. y AA:. MM:. de Puerto Rico

EDIFICIO DE LA GRAN LOGIA SOBERANA
DE PUERTO RICO.

DE HOGAR DE JOSÉ DE DIEGO
A CASA DE LA GRAN LOGIA

PorR.H. LuiA. Otero González
Gran Bibliotecario
R.LArrny #8

 

los treinta días del mes de octubre de 1947 el Gran Maestrde turnoel M.R.H. José G. Bloise, estandde testigo el también ex-Gran Maestro, eM.R.HHipólito Marcano firman la escritura donde la Gran Logia Soberana de Puerto Rico adquirió de parte del Dr. Diego ABiascoechey su señora esposa, la Sra. Joaquina BirdBiascoechea la residencia anclada en un lote de 5,600 metros cuadrados, en la parada 25 de Santurce con entrada por la avenida Ponce de LeónCoesta transacción la Gran Logia logró adquirir el local de su nueva residencia ya que la que ocupaba al momento en la Calle del Cristo en San Juan no era lo suficientemente cómodo y adecuado para las funciones de la Gran Logia de Puerto Rico (ver Figura #1). 

Como se puede apreciar en la figura, aunque el edificio logró albergar la Gran Logia con templooficina y otras organizaciones 

Figura #1- Edificio de la Gran Logia

Soberana de Puerto Rico en la calle del

Cristro en el Viejo San Juan (Foto del autor)

Figura #2- José de Diego en fotografía tomada en 1915 (tomada del Puerto Rico Ilustrado)

Se puso en marcha una búsqueda para relocalizarsy se encontró la propiedad del matrimonio Biascoechea con la eventual compra deterreno y la propiedadLo que llama la atención de todestes que la propiedad fue originalmente la residencia del ilustre abogado (ver Figura #2) José de Diego quién militó en la filas de la masonería. Aunque la trayectoria masónicdel hermanJosé dDiego no está completamente documentada, sabemos quse inició ela R.LAdelphia #1 dMayagüez e2dmayo de 1887 se retiró de Adelphia ejulio de 18871No sabemos la rapareste cambio tan drástico

Ela revistAcacia correspondiente los meses de enermarzo d1957 en la página 3encontramos ycitamos la siguiente nota histórica – "Ede marzo d1908 el hermano José 

masónicas ya para la década de 194se hacía incomodo, particularmente por la falta de estacionamiento y la complejidad que ofrece San Juan a las organizaciones particulares que tienen que lidiar con las actividades gubernamentalessociales y religiosas que a menudo se llevantodavía apresente en la Capital, además, ya se estaba desarrollando a paso rápidlos suburbios del área metropolitana.

de Diego dirigía una carta a la R.LAdelphia Núm. 1dondhabía sidiniciado e20 de mayo de 1887 y decía"Cuando acababa dcumplir 20 ose1887de infausto recuerdo en nuestra Islaguiadpor aquella elevadísima almde Don Santiago R. Palmerque ahora ilumina perfumlos cieloscomo la rosa eterna dun astro; cuando amanecían en mi corazón los 

primeroresplandores del ideal y vibraban emi pensamiento las primeras energías de llucha poalcanzarlo, estuve algunahoras en ecuarto dreflexiones de esa Logiarenacienda una nueva vida en la contemplación dla vieja muerte, y despuéscontritofervoroso, con toda la severa pompa ritual, penetré en el Taller y fui ungido con la luz y con la fe de nuestra doctrina, tan pura, tan noble, tan abnegada, tan misericordiosa, como una irradiación en el tiempo prolongada del verbo inextinguible con que el pálido y glorioso Cristo habló a todo sus hermanos, desde la cumbres más altas del espíritu…." "En el período de cuatro lustros.fui nombrado Maestro y Orador en la Logia "Tanamá" de Arecibo, y he visitado espléndidos talleres masónicos de Europa y América; pero, por los azares y cambios de mi existencia, en una situación irregular, hasta que todas la Logias de Puerto Rico abatieron columnas, temerosas de las suspicacias del Gobierno, al estallar la última insurrección de Filipinas, bajo la soberanía española, quedé en la institución

 

                     

 

 

 

                                                          Podemos ver la participación de la masonería además de su profesión como abogado,                                                                   poeta, orador y en su trayectoria como político afiliado al Partido Autonomista                                                                             reaccionó contra la intervención estadounidense de 1898, aunque después bajo la                                                                         soberanía de los Estados Unidos en Puerto Rico fue

presidente de la Cámara de Representantes de la Isla, entre 1908 a 1918, cuando falleció estan-

do en el estado de New York. José de Diego fue un masón de mucha influencia en Puerto Rico y

 

 

Figura #3-  Residencia del Hermano José

de Diego entre los años 1913 a 1918.

Figura #4 - José de Diego en el comedor de su hogar

Figura #5 - José de Diego en el comedor junto Don Luis Muñoz Rivera y otros invitados.

masónica enun obligado silenciondmuerte, porque nperece lo inmortal, sino en el silencio pensativdla vida latente parel renacimiento el triunfo.

 su casa fue centro de eventos sociales por la que pasaron personajes ilustres tanto de nuestra comunidad como del exteriorComo hemos indicado, eedificio actual de la Gran Logia fue a principios del siglo XX el hogar del prócepuertorriqueño. En la Figura #3 podemos apreciar cómo se veía la residencia entre los años 1913 a 1918Lcasa como indica la fotografía obtenida del Puerto Rico Ilustrado del mes de abril de 1913 fue diseñadpor los reputados ingenieros/arquitectos del Valle Zeno Hermanos 

En lFigura #4 podemos observar a José de Diego en el comedor de su hogarel actual oficina del Gran Maestroobsequiándole uncende despedida al gobernador de Puerto Rico, el Sr. George Colton, quien fuera gobernador entr1909 a1913además de haber sido masón4. En la Figura #5, el Hno. José de Diego agasaja también al muy importante político de la época y reconocido masón, Don Luis Muñoz Rivera5Loeventos sociales en la casa dJosé de Diego eran bieconocidoy de graenvergadura

ElFigura #6 podemos observar una fiestbieconcurrida dondvolvemoa ver la elitdla sociedapuertorriqueña disfrutando en los alrededoredla residencia de los de Diego. Efestejo sllevó a cabel mes dnoviembre d1915 y como indica la nota dla portada futodo un evento social parlos "miembros de la sociedapuertorriqueñqudisfruta de altos prestigio."Al falleceel Hno. José de Diego, la propiedad pasa a separte de la Sucesión de José de Diego, la cual en 1962 le vende a la Gran Logia Soberana de Puerto Rico el solar donde se encuentra el estacionamiento actual6. En la portada de la revistaAcacia correspondiente a los meses de abril a mayde 1948 indica que el 

"edificiserá conservado como una reliquihistóricpor la Masonería Puertorriqueñse utiliza actualmente para oficinas. Aprovechandla extensa cabida del solarla cual alcanza alrededor de 6,000 metroslGran Logia construirá en su nuevo Templo con todas las comodidades modernas que demanda el extraordinario desarrollo de nuestra Orden en la Isla (ver Figura #7)

 

Figura #6 - Evento social en la residencia de los de Diego (Tomado del Puerto Rico Ilustrado del 20 de noviembre de 1915.)

Figura # 7

Sabemos que las persecuciones del gobierno español las presiones de liglesia católichacia la masonería era la causa pola que muchas logias bajo la obediencia de la Gran Logia Soberande Puerto Rico cesaron operaciones principios de la década de mil ochocientos noventa. Al cerrar sus puertas la R.LTanamá #2 a principios de esa décadaencontramos a José de Diegousando el nombre simbólico "Missolinghi listado como miembro de la logiFaro del Norte #332 de Arecibo bajo lobediencia de la Gran Logia Simbólica Españolala cual fue disuelta e13 de junio de 18952Por otra parte encontramos en el trabajo de Feliciano Barragacitamos, "Mucho sorprendió a los verdaderos masones ver personaque, con el grado 33encabezan laprocesiones dla Iglesia católicaEl SrJosé de Diego publicó en e«Boletín Masónico» una carta en la cual hacípública manifestación dsu adhesión a la francmasonería donde confesaba ser miembro antiguoCon motivo de la mismadice ques también una dlas personalidades s sobresalientes entrlos católicos prácticos dMayagüez. Cuando este ilustre poeta orador políticmurió en 1918, los Padres EchevarríaLebrón Foix organizaron un funeral en Yabucoa con oración fúnebre a cargo del PJuan Riverapárroco de Río Grande 3.

Podemoapreciar en la Figura #3 en la foto inferior los que asumimos son los hijos de José de Diego jugando en el patio interior de lcasa, frente a 10 que es hoy la oficina del Gran Maestro y la Grand Secretaria a lderecha. Actualmente emausoledefundadod

lGraLogiael M.R.HSantiago R. Palmer se encuentra en el áredondestaba epatio

interior de la casa. Es interesante curioso señalar que José de Diego se inició en la R.L

Adelphia #1 cuando el M.R.RSantiago R. Palmer estaba activo en ese taller probablemente fudloquinició a José de Diegopara luego acabar medio siglo más tarde en la casa del iniciadoLaobligaciones con las que estaba envuelto el Hno. de Diego, lo llevaron a agasajar personajes importantes del ámbito políticde la Isla.

En lFigur#podemover la transformación de la casa de José de Diego en la actual Gran Logia Soberana. Como se puede apreciar vemos qusconstruyeron los templos en la expansión de la segunda planta dla casy se levanto una fachada típica de una logimasónica alrededor dla casa. 

 

 

Figura # 8- Construcción de la actual Gran Logia Soberana de Puerto Rico alrededor de la casa de José de Diego. (Foto tomada de la Biblioteca de la Gran Logia Soberana de Puerto Rico)

​1 c.f. AcaciaJulio-Sept 1955, p. 31

AyalaJosé Antonio (1991). La masonería de la obediencia espola en Puerto Rico en esiglo XIXMurcia: EdUniversidad de Murcia, pp.92, 205, 

BARRAGÁN, Feliciano. "Eclero de la diócesis de San Juan de PuertRico (1874-1924)". Anuario de Historia de la Iglesia, 7 (1998): 85-124 

Periódico lCorrespondencia21 de diciembre de 1909Col#4p.l , 

Fue miembrde lR.LAurora #7 de Ponce, además de haber sido miembro de
Honor de varias logias inclusive la Logia Palafobajo eGran Oriente Españolc.f
AyalaJosé AntonioRodríguez Escudero, Néstor A(s.f.). Apuntes sobre la historia
de la masonería puertorriqueña, 
pp.201-203.

6 C.f. Libro de Actas de la Gran Logia, Segunda Sesión Trimestral, Octubre 28, 1962, p.385.